Estudiar Inglés: ¿Cómo Empezar?

Dominar un idioma distinto al nativo no solo nos hace sentir realizados, sino que nos ayuda a mejorar nuestro perfil profesional. De hecho, uno de esos idiomas más demandados es el inglés, por lo que es fundamental tener cierto nivel en esta lengua, sobre todo si queremos buscar oportunidades laborales en un país extranjero. No hay duda que esta es una lengua universal (según estadísticas).

Ahora que estás aquí, queremos animarte a estudiar la lengua anglosajona, pero de un modo distinto. ¿Quieres saber cómo? ¡Sigue leyendo!

10 herramientas y consejos para estudiar inglés por tu cuenta de forma eficaz

Muchos cursos y tutoriales escritos te dirán: organízate, planifícate, lee el verbo to be, sobre gramática y muchas cosas más que, en la realidad, terminan frustrando al estudiante. Aquí queremos enseñarte una manera divertida de aprender inglés y que está basada en la práctica absoluta. Convivir con el inglés día a día.

1. Escuche música y aprenda todas las letras

¿Qué mejor manera de estudiar que escuchando música? Y las canciones en inglés son incalculables, por lo que hay un gran repertorio que estudiar.

Hay miles de canciones en este idioma, con sus respectivas traducciones al español. Estudiar escuchando música resulta un método de aprendizaje más divertido y estimulante, pues además de practicar tu lectura, estarás practicando la pronunciación.

Para estudiar inglés escuchando música, puedes buscar la canción que prefieras con su correspondiente traducción al español. Hay varias páginas en Internet con una traducción comprensiva y que te ayudará a aprender lo que significa cada palabra.

Para aprender a pronunciar, puedes colocarte tus audífonos y escuchar con calma la canción. Hazlo varias veces mientras lees la letra para comprender su significado (con ayuda de la traducción) y comenzar a cantar a todo pulmón. Una vez te sientas seguro, busca una versión karaoke en YouTube y pon a prueba tu pronunciación.

2. Mira videos en inglés sobre tus intereses

Cualquier políglota te aconsejará que la mejor manera de aprender un idioma, es escuchándolo. Además de la música, es necesario ambientar el día a día con el inglés, escuchar a otros hablarlo y descubrir los diferentes acentos.

Puedes comenzar viendo videos cortos en inglés y con subtítulos. Ve los videos varias veces mientras anotas el subtitulado para ir relacionando cada frase.

Aprender inglés mientras ves videos sobre algo que te guste te ayudará a desarrollar un inglés más fluido, además que así puedes practicar a conservar sobre tus intereses en otro idioma.

Si piensas que ya no necesitas los subtítulos, prueba a quitarlos o ver videos sin estos.

3. Mira películas y programas de televisión en inglés

Después de videos cortos, ¿qué tal si pruebas con algo más complejo? Las películas, programas y series son una increíble manera de aprender inglés mientras te documentas y entretienes. Así como hiciste con los videos, puedes ver pelis subtituladas varias veces mientras vas relacionando cada frase con los subtítulos.

Puedes hacer esto las veces que quieras hasta sentirte seguro de ver esa película o serie sin necesidad de los subtítulos.

Mientras estás escuchando a los personajes, también puedes acompañarlos pronunciando cada frase. Esto te permitirá aprender inglés mientras aprendes varios acentos.

4. Aprenda a aprovechar al máximo los medios en inglés

Relaciónate con el inglés lo más que puedas. No le huyas a los sitios en internet o aplicaciones en habla inglesa, pues estos son una excelente ventana para relacionarte con el idioma.

Una recomendación dada por varios profesores de inglés, es configurar tu celular y redes sociales al idioma inglés. Esto te facilitará el aprendizaje porque ya has relacionado cada ícono con la palabra en español, así que, al ajustarlo de idioma, estarás aprendiendo cada sección en inglés.

Para facilitar esta herramienta, puedes hacer uso del Traductor y anotar cada palabra en tu cuaderno de idiomas. Recuerda que el aprendizaje debe ser fluido y no frustrante, así que al principio no hay problema con que te valgas del Traductor.

También puedes utilizar las miles de aplicaciones que se encuentran en las tiendas móviles. Entre las más descargadas, se encuentran Cake y Duolingo, que ofrecen un aprendizaje didáctico y gratuito.

5. Pon a prueba tu gramática con cuestionarios de inglés en línea

La gramática es esa parte a la que todos temen. El español es una lengua muy objetiva y que requiere de la especificación de cada elemento de la oración, pero el inglés es más genérico y el orden de las palabras, como lo conocemos en español, es alterado. Pero esto no quiere decir que sea imposible aprender a escribir correctamente los signos de puntuación y el orden de las oraciones.

Con las herramientas anteriores, ya has aprendido a pronunciar el inglés, a conversar, presentarte y demás (y aún queda mucho por aprender). Ahora, es momento de practicar la escritura, además que si quieres aprender inglés para aplicar a ofertas de trabajo, desde el primer mensaje debes demostrar un dominio del idioma a prueba de balas.

En Internet puedes aplicar a diversos test sobre gramática. Preferiblemente, acude a estos que te den las respuestas en caso de responder incorrectamente, así podrás ir corrigiendo tus errores y mejores la escritura.

6. Chatea con amigos en línea

¡Ya es hora de comenzar a lucir tus dotes de socialización! Una vez te sientas más seguro en el idioma, es momento de integrar a tus amigos. ¿Sabías que hablar otro idioma con otros te ayudará a memorizar cada palabra y a desarrollar un inglés más fluido?

Si tus amigos cercanos no hablan inglés, no te preocupes. Internet está dopado de plataformas para hacer amigos (o encontrar una cita) donde muchos de los usuarios hablan inglés. Puedes aprovechar este medio para relacionarte con otra persona que esté practicando el idioma, o incluso, que lo domine y te ayude a mejorar.

7. Leer libros electrónicos, artículos y revistas en línea

Para aprender un idioma, debes hablarlo, escribirlo, leerlo e incluso pensarlo. Con las anteriores herramientas ya has aprendido a escuchar, hablar y escribir en inglés, pero también es fundamental que comprendas la lectura.

Al leer libros, revistas y artículos en inglés, podrás comprender más la gramática, aprender abreviaciones y demás elementos.

Además, la lectura no solo te permitirá avanzar aún más en el idioma, sino que es una herramienta que te va a alimentar de muchos conocimientos, dependiendo de los que estés leyendo. Puedes comenzar leyendo un e-book sobre un tema del que quieras aprender, de este modo, estarás estimulando tu mente a más no poder: aprendes un nuevo idioma y a su vez, aprendes sobre una materia.

8. Escribe sobre algo en lo que estés pensando

Hora de poner en práctica la lectoescritura en inglés. ¿Recuerdas las herramientas de gramática y lectura en inglés?

Escribir lo que estés pensando en inglés es una excelente manera de adaptar tu mente al idioma. Muchos piensan que los políglotas solo traducen las palabras desde su idioma nativo, pero es totalmente incierto. De hecho, estos recomiendan pensar en el idioma, pues así es mucho más sencillo hablar, escribir y comunicarse.

Toma tu cuaderno de idiomas y escribe cualquier pensamiento en inglés. Luego de tu momento de inspiración, puedes dedicarte a verificar si lo has escrito sin ninguna falta gramatical u ortográfica.

9. Únete a sitios web de intercambio de idiomas en línea

Ahora sí, es momento de tomarte en serio esto de hablar inglés y comunicarte con personas angloparlantes. Muchos políglotas opinan que la mejor manera de poner a prueba tu dominio en el idioma, es hablarlo con otras personas, en especial si son nativas.

En Internet podrás encontrar miles de sitios que permiten la conexión entre personas de todo el mundo, solo para intercambiar sus saberes. Esta es una de las herramientas que más retroalimentación ofrece, pues no solo estarás aprendiendo más sobre el inglés, también le enseñarás español a la persona detrás de la pantalla.

Entre algunas de las plataformas más descargadas y visitadas, se encuentran: Verbling, Busuu, Tandem, Hello Talk, Conversation Exchange, Speaky, Lingvu y Hi uTandem.

10. Habla inglés donde quiera que vayas

Hablar inglés en cualquier parte no solo te permitirá hacer de tu inglés un idioma avanzado en tu mente. Esta es la prueba de oro, pero no solo para tus conocimientos, también para tus miedos.

Muchos declinan en su tarea de aprender un nuevo idioma por miedo al qué dirán, e incluso, por la falta de apoyo. Pero, después de poner en práctica tantas herramientas, ¿vas a rendirte? ¡Nada de eso!

Practicar el idioma en cualquier parte te permitirá desarrollar fluidez en el habla, pero también a perder el miedo escénico o la llamada “pena”. Cohibirse solo será un impedimento que, a la hora de llegar a un país de habla inglesa, te va a perjudicar. Para estudiar inglés, debes hablar inglés.

Puedes incentivar a tus amigos a hablar el idioma y comunicarse entre sí con el inglés. De este modo, pueden ayudarse a corregir cualquier detalle con la pronunciación y el orden de las palabras.

Si has llegado hasta aquí, no declines en esa tarea de aprender un nuevo idioma. Más que por un perfil profesional, es una meta que te hará sentir bien y seguro.

Deja un comentario